Azor Común (Accipiter gentilis)

 

FICHA TÉCNICA

Orden: Accipitriformes
Familia: Accipitridae
Especie: Accipiter gentilis
Estatus: especie catalogada de interés especial.
Longevidad: pueden vivir hasta diez años.
Peso: De 160 a 330 grs. aproximadamente.
Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 80 cm cms.
Longitud: De 29 a 40 cms. aproximadamente.
Reproducción: Marzo a junio
Alimentación: principalmente pequeños pajaros
Nidificación: en arboles.
Puesta:de 3 a 4 huevos.
Independencia del nido: 3 semanas.

Diametro de la Anilla:

  • Macho: 11 (V)
  • Hembra 12,5 (W)

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

El azor es una rapaz diurna que frecuenta las zonas arboladas de nuestros bosques. Su plumaje dorsal es de color pardo y la zona ventral es clara con listas horizontales de color gris. Su cabeza es redondeada y en ella destaca el píleo que es de color oscuro y una banda sobre sus ojos de color gris. El color de los ojos varía con la edad, pasando de amarillo a rojo. El pico es curvo diseñado perfectamente para desgarrar la carne de sus presas. La cola es más grande que la del gavilán común. Las garras de azor son fuertes y más grandes que las del gavilán común. Las hembras son bastante más grandes que los machos. Los individuos jóvenes tienen el plumaje de color pardo oscuro y la zona ventral es de color rojiza con manchas oscuras en vez de lucir el listado de los adultos.

El hábitat  preferido del azor son los bosques, zonas donde hay una gran masa forestal, ya que es donde mejor se desenvuelve esta ágil rapaz. Para cazar puede visitar las lindes de los bosques y zonas más abiertas.

Cuando llega el mes de abril, la pareja se suele instalar en el mismo nido del año anterior, una vez que ha procedido a restaurar los desperfectos ocasionados por la época invernal.

El nido es una plataforma de ramas colocado normalmente en una rama cerca del tronco de un árbol de gran porte. La hembra incuba durante poco más de un mes los dos a cinco huevos que ha puesto, mientras que el macho se dedica a portar alimento para ella. Al nacer los poyos, éstos permanecen en el nido durante algo más de un mes.

El azor se alimenta fundamentalmente de diversos tipos de aves como el arrendajo, las palomas, las grajillas, perdices e incluso conejos y ardillas. Para cazar utiliza su gran capacidad para maniobrar dentro del bosque. Desde el aire o perchado en una rama, localiza a su presa hasta perseguirla y darle caza; si ésta es muy grande la despedaza en el mismo lugar, si es más pequeña se la lleva a un posadero donde la digiere. Tras comer el azor regurgita en forma de egagrópila las partes más difíciles de digerir de sus presas.

El vuelo del azor es muy rápido, fuerte y acrobático, el diseño de su cola le permite maniobrar realizando rápidos cambios de dirección entre la espesura del bosque dando así alcance con facilidad a sus presas.

El azor emite un sonido potente y grave “guik” que es posible escucharlo a gran distancia, sobre todo cuando sobrevuela su territorio.

Hay que hacer una reseña a la persecución que ha sufrido y sufre aun esta especie por varios motivos entre los que citamos:

  • La expoliación de nidos para su uso en cetrería
  • La caza y envenenamiento por ser competidores de la actividad cinegética
  • Las diferentes enfermedades que viene sufriendo una de sus presas más habituales: el conejo.